“El deportista es bueno, a pesar del entrenador”

Afrontaba mi segundo año de carrera, y una de mis asignaturas mas esperadas “Teoría del Entrenamiento” prometía darme todas las herramientas, los trucos, los conocimientos para forjar a deportistas de elite. Ese sueño con el que muchos empezamos en la antigua Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Teniendo un profesor tan bueno como David García López, especialista en el entrenamiento de la fuerza, no podía mas que aficionarme a esta cualidad física. Realmente me apasionaba, hasta que un día, nos dejo una frase, que en el momento no le di la mayor importancia, pero cada día que pasa, cobra mas significado, y aunque en diferentes contextos, lleva una carga de verdad y de realidad absoluta.

“El deportista es bueno, a pesar del entrenador”, eso rezaba una diapositiva, nada mas, y nada menos. A priori, fácil de memorizar, y fácil de empollar para un examen… pero con los años me he dado cuenta de lo que esta frase realmente significa.

Reflexionando hoy, me doy cuenta en el contexto elite, lo difícil que es llegar a ella, lo complejo que es tener, conseguir y pulir un diamante, y a la vez, una vez como entrenadores, tenemos en nuestras manos un portento de la naturaleza, nos damos cuenta a la vez, de lo fácil que son las cosas con ellos. La forma de asimilar las cargas, las intensidades, la supercompensación. Programando para ellos, reflexiono y pienso, realmente esto es lo mejor, si enfocara su planificación de forma diferente seria aun mejor, su estuviera con un entrenador, en un CAR, con medios infinitos, con facilidades para convalidar estudios, si se lo tomara en serio e hiciera realmente lo que le pongo en el papel…. Esas cosas se nos escapan, y en la mayoría de las ocasiones no tendremos todas las patas del banco. “El deportista es bueno a pesar del entrenador”, porque aunque no estire al finalizar, no se lesiona, aunque no haga puesta a punto, vuela en su prueba, aunque vaya con 2 kilos de mas, quedara primero… la elite es MUY exigente, pero el que tiene un don, y lo aprovecha, no extraña en la mayoría de las ocasiones, muchas de las herramientas que se le proporcionan.

Recuerdo perfectamente el caso de Yago Lamela… sin entrar en detalles, un tío que lo gana todo en longitud, se coloca en la elite mundial, entrenando en su casa, con su entrenador de toda la vida, aparentemente no tendrá techo, cuando se le den las herramientas, entrenadores de prestigio y con conocimientos, un grupo de entrenamiento mas exigente, un entorno mas cómodo, becas… pero no es así. No hay pócimas secretas, a cada persona le van bien unas cosas, y si es bueno, lo será, en contra del trabajo de su entrenador, psicólogo, preparador físico, medios, estamentos y lo que se le ponga por delante.12004952_923904471025812_7582084888065630929_n

En otro contexto, y llegando mas a lo terrenal y lo que vemos el día a día, no me canso de ver usuarios de centros deportivos, de centros de entrenamiento personal o deportistas que erróneamente piensan o tienen esa creencia de que las cosas se regalan. Me explico: usuarios que piensan que teniendo al “mejor” entrenador personal, al que esta de moda, al que te cobra 100 euros la sesión… conseguirán los resultados deseados, que ellos tienen la receta, el ingrediente, o la pócima secreta para adelgazar 10 kilos sin hacer nada, o para hipertrofiar sin conocimiento, sin mover apenas kilos. Me alejo mucho de este pensamiento, y hago un llamamiento a la congruencia, al sentido común, al trabajo y al sacrificio. Estas son las herramientas realmente útiles para conseguirlo.

Volviendo a la frase de “El deportista el bueno, a pesar del entrenador” el que baja los kilos que quiere, es porque se lo trabaja, tanto en las sesiones, como en casa, cambiando sus hábitos alimenticios, muchas veces pasando hambre, muchas veces privándose de aquello que tanto le gusta. Puede que no tenga al mejor entrenador, ni el mejor nutricionista, pero sin ninguna duda tiene al que ha conseguido que evolucione. No habrá seguido una planificación con 3 macrociclos,ni con microciclos de impacto, ni habrá respetado la congruencia ideal en las cargas de trabajo, pero si ha conseguido que sus objetivos se cumplan.

Ni todo es blanco, ni todo es negro. El mejor entrenador, es un lujo, que el deportista debe aprovechar, y el usuario que tenga el mejor entrenador, podrá conseguir sus objetivos, si realmente se lo propone, y al contrario, teniendo un entrenador con unos conocimientos menores, que estemos en la mejor forma de nuestra vida.

Busquen ustedes el equilibrio, siempre bajo un asesoramiento de calidad, la formación nos hace que estemos seguros de lo que hacemos. El resto lo tienen que poner los usuarios o deportistas, que con mayor o menor capacidad y con mayor o menor sacrificio, conseguirán los resultados. Ellos y su consecución, son los que nos harán buenos a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Últimos posts

ADAPTACION “LOS 10 PRINCIPIOS PARA EL ÉXITO DE STEVE JOBS”…

7. Asume riesgos La mayor parte del tiempo tenemos que asumir riesgos con el fin de seguir adelante. Sólo ten cuidado…

Leer más

ADAPTACION “LOS 10 PRINCIPIOS PARA EL ÉXITO DE STEVE JOBS”…

6. Los obstáculos son oportunidades disfrazadas Jobs y Wozniak se quedaron sin dinero durante el desarrollo de la primera computadora de…

Leer más
Training O2 Deja tu mensaje o llámanos al 686 705 701